Qué llevar al Camino de Santiago: mochila y calzado

Qué llevar al Camino de Santiago: mochila y calzado

Reserva tu habitación aquí

 

En torno a 300.000 personas al año realizan el Camino de Santiago, ¿va a ser esta tu primera vez?. Si es así y estás buscando información sobre qué llevar en tu mochila o el calzado que más se adapta a la etapas a las que te vas a enfrentar, te recomendamos que leas este artículo de arriba a abajo. Contiene todo lo que necesita un peregrino para tener un Buen Camino.

Y debes saber, que antes de empezar a hacer una lista con ropa y artículos de primera necesidad, deberías plantearte «tu viaje».

En este post te vamos a contar:

 

Si quieres atajar a algún punto en concreto, haz clic sobre la frase y te llevamos directamente.

¡Empezamos! Lo primero… ¿tienes claro

qué Camino de Santiago vas a hacer?

No todas las rutas tienen la misma exigencia, pero también, cuanto más duro es el camino, más impresionante suele ser el paisaje.

Es algo que debes decidir tú y que va a marcar tu experiencia de principio a fin. Nosotros queremos darte algunos apuntes sobre las 4 rutas más famosas:

· El Camino Francés

Es el más transitado y en consecuencia también el más concurrido, sobre todo en los meses de verano. Si buscas tranquilidad y además quieres alojarte en albergue, huye de la temporada alta. Encontrar donde dormir se convierte en una competición si no vas bajo reserva.

· El Camino Portugués

Es el que tiene mayor tramo de carretera, por eso pierde encanto para los peregrinos que disfrutan más de los entornos naturales. Si no te gustan las aglomeraciones, como punto a favor tiene que no es uno de los de mayor afluencia.

· El Camino del Norte

Las rutas son tranquilas y poco masificadas… eso es idicativo de que sus etapas son un poco más exigentes. Para nosotros es el mejor en relación esfuerzo / belleza del entorno. Las rutas de la costa son un verdadero espectáculo.

· El Camino Primitivo

El más tranquilo, el más natural y el menos transitado. ¿Adivinas pro qué? Porque es el más exigente. Bajo nuestra opinión, el mejor de todos, pero probablemente el menos aconsejado para una primera vez.

camino de santiago francés - portomarín
Camino de Santiago Francés
camino de santiago portugués
Camino de Santiago Portugués
Camino de Santiago del Norte
camino primitivo
Camino de Santiago Primitivo

Las etapas: ¿cómo planificar el Camino de Santiago?

Te adelantamos que hay 3 elementos que pueden hacer de tu Camino una cruz, sobre todo si vas a hacerlo a pie: el peso, el descanso y el calzado.

Y en base a ellos, deberías trazar el tu plan de viaje. Haciendo clic en la siguiente frase en verde te enseñamos cuáles son las etapas del Camino del Norte a Santiago en España

Cómo marcar las etapas del Camino de Santiago

Tanto si es tu primera vez como peregrino como si no conoces la nueva ruta: 

  • Busca información acerca de las etapas, las diferente vías y los lugares habilitados para dormir. Ten en cuenta el medio que vayas a utilizar para llegar: a pie, en silla de ruedas, a caballo, en bicicleta…
  • Marca la longitud de cada tramo en función de tu forma física o capacidad. Si es tu 1ª vez, entre 20 y 24km al día está más que bien para disfrutarlo sin agobios. Si vas acompañado, trazad las rutas en función de la persona con menor preparación o capacidad.
  • Ten en cuenta el tiempo porque en Galicia no siempre llueve. Nosotros nos pasamos 7 días a 40ºC. Si puedes anticiparlo, contabiliza las horas que podrás caminar cada día y marca los kilómetros en función de eso.
  • Valora dónde podrás alojarte antes de salir. No todos estamos hechos para dormir en albergue o compartir habitación. El hecho de viajar sin reserva puede generar agobio, estrés o alterar el sueño, sobre todo en rutas masificadas. Además, dormir en hoteles o casas rurales puede hacer tu mochila mucho más ligera
mochila de peregrino

¿Qué debe llevar en la mochila un peregrino?

Pues como te venimos diciendo, va a depender en gran medida de la manera en la que planifiques tu camino, pero hay un consejo general: 

La mochila del peregrino: pequeña y ligera

Es probable que sea el mayor reto para el caminante, sobre todo si la ruta será de una semana o más.

¿Por qué? Porque solemos tender al «por si las moscas» y las sumas de algunos pocos hacen que lo que parecía un peso razonable al salir de casa, se convierta en una pesadilla en el kilómetro 6.

  • El peso: Nuestra recomendación es que trates de no superar el 6-7% de tu peso corporal. En la mayor parte de los posts verás en torno a un 10%, pero nuestra experiencia nos dice que es una locura.
  • La sujeción: Notarás una gran diferencia en las rozaduras de hombros y caderas si llevas agarre en la parte superior e inferior.
  •  Agradecerás el AirContact o AirZone, sobre todo en verano. Así han llamado a las mochilas que separan el respaldo de la espalda.
  • Impermeable: Galicia es verde por algo. Puedes ahorrarte algún disgusto con el equipaje si llevas una mochila con funda impermeable o un chubasquero que os cubra a los dos.

Ropa de senderismo: poca y fina

Lleva lo mismo que llevarías para una excursión larga de 2 días y utiliza los lavaderos o servicios de lavandería para alternarla.

En verano. En Galicia suele sí refresca por las noches, así que te vendrá bien:

  • Pantalón largo y sudadera para las noches. Pantalón corto y camiseta para la ruta.
  • Sombrero o gorra para protegerte del sol.
  • Si vas a dormir en albergue y quieres ahorrarte el alquiler de toalla, incluye una mini de microfribra (secado rápido).
  • Dos pares de calcetines, mejor sin costuras. Trata de colocártelos sin arrugas para evitar ampollas y rozaduras.
  • Un par de mudas de ropa interior.
  • Chubasquero fino si la previsión meteorológica no es buena.
  •  Chanclas o sandalias para airear los pies. Podrás usarlas también en el baño si vas a compartirlo.
calcetines peregrino
En invierno:
 
  • Sustituye los pantalones y camisetas cortos por unos de manga larga.
  • Incluye un chubasquero más grueso y/o cortavientos.
  • Llévate además un tubular o braga de cuello en lugar del sombrero.

Qué incluir en el neceser de un peregrino

Además de tus artículos e higiene personal (cepillo, pasta de dientes, desodorante…) hay una serie de artículos que no puedes dejarte atrás.

  • Vaselina para untas los pies antes de ponerte los calcetines. Sobre todo en meses de calor.
  • Apósitos para ampollas.
  • Ibuprofeno en crema, sobre o pastilla por si surge algún dolor inesperado.
  • Aguja e hilo para posibles ampollas.
  • Crema protectora en verano.
  • Si vas a compartir habitación, tapones para los oídos.
  • Cortauñas.
  • Repelente de insectos. Para nosotros no es indispensable, pero si eres propenso a picaduras o tienes algún tipo de alergia, no te lo olvides.

Los extras: elimina todo lo que puedas

Si está en tus planes alojarte en lugares con servicios incluidos o habitación privada, puedes ahorrarte elementos como:

Aún así, tendrás que incluir:

  • Cantimplora con agua fresca.
  • Móvil y cargador para emergencias. Si llevas sujeción en la mochila te servirá también como linterna.
  • Tarjeta y algo de dinero en efectivo.
  • Un elemento reflectante si no lo llevas en la ropa o mochila.
  • Documentación de identidad.
  • Credencial de peregrino. Lo hagas o no por religión, es un bonito recuerdo.
  • Bastones… ¿si o no?. En nuestra opinión, si no estás acostumbrado a usarlos, pueden ser más un incordio que una ayuda. Aunque es verdad que para las personas con problemas en las rodillas y las caderas son fundamentales, sobre todo en las pendientes y tramos inestables. Si es tu caso, te recomendamos que practiques con varias semanas de antelación para acostumbrarte.
  • Tentempié: Es buena idea llevar pequeñas dosis de energía para posibles bajadas de tensión o azúcar. No te pases con esto, las paradas son una parte importante del Camino. Elije lo que más se adapte a ti:  

Recuerda:

No te vas ni al desierto ni a la selva. Si necesitas algo con urgencia, podrás comprarlo casi en cualquier lugar.

¿Dónde dormir en el Camino de Santiago?

Te vamos a dar una respuesta muy gallega: depende. 

Depende de ti y de tus necesidades, pero sí podemos decirte lo que deberías de tener en cuenta para elegir tu zona de descanso: 

Las posibilidades se resumen en:

  • Albergues públicos. Suelen ser gratuitos o depender de aportaciones voluntarias y tener espacios amplios compartidos entre muchas personas. Por lo general no sirven comidas.
  • Hostels y albergues de pago. Son económicos si te planteas compartir habitación y baño, ya que las habitaciones privadas suelen tener un precio similar al de un hostal y hotel. Suelen tener servicio de desayuno.
  • Hostales y pensiones. Las habitaciones son privadas y con baño. Por lo general incluyen los servicios básicos y la calidad de las instalaciones van relacionadas con el precio.
  • Hoteles. Igual que hostales y pensiones, pero con instalaciones más cuidadas y servicios más completos, también reflejados en el precio.
  • Casas rurales. Por lo general con habitaciones privadas o alquiler completo de casa y con todos los servicios incluidos en el precio. Muchas se han adaptado a las necesidades de los peregrinos con servicio de lavandería o habitaciones compartidas. 
albergue camino de santiago
Albergue
habitación familiar
Habitación compartida
habitacion privada
Habitación privada

Consejo

Una lista de pros y contras siempre ayuda a tomar decisiones. 🙂

¡Y por fin llegamos a los pies! 

¿Cuál es el mejor calzado para hacer el Camino?

Al inicio de este artículo te hablábamos de la importancia del calzado en trayectos largos y de varios días de duración. Ten especial cuidado si vas a caminar durante una semana o más, o vas a realizar etapas de más de 30km al día. 

No te la juegues, una pequeña ampolla en mal lugar, puede arruinarte la travesía.

Consejos para los pies del peregrino

Lleva:

  • Calzado usado (que no gastado). No es buena idea experimentar cuando tu camino va a depender, en gran medida, de los pies.
  • Evita las costuras internas. Tanto en calcetines como en botas o zapatillas.
  • Lleva el pie ajustado (que no apretado). Con calzado flojo tienes todas las papeletas para llenarte los pies de ampollas y rozaduras.
  • Suela amortiguada y con el talón un pelín más elevado que la punta para disminuir la posibilidad de sobrecargas musculares.
  • Aplica frío al finalizar la etapa para bajar la temperatura de los pies (ampollas) y acelerar la recuperación muscular. Ni te imaginas lo que ayuda meter los pies y las piernas en hielo o agua fría al terminar cada trayecto. En muchos lugares te vas a encontrar ríos naturales o públicos. No te lo pienses.

¡Y con esto llegamos al final!

Solo esperamos haber podido ayudarte. Si ha sido así, no dudes en escribirnos para contarnos tu experiencia o aportar alguna sugerencia al texto. ¡Estaremos encantados de leerte!

info@abeirodaloba.com

Correo electrónico

Formulario de contacto

¡Estamos en pleno Camino del Norte!

× ¡Hola! Soy Álex. :) ¿Puedo ayudarte en algo?